6 formas de remodelar tu casa con poco presupuesto

Fachada-de-casa-moderna-pequeña

Una casa es un enorme patrimonio que requiere inversión de tiempo y dinero para sostenerse en estupendas condiciones a lo largo de muchos años. Mas ¡ojo! No deberías abonar arreglos demasiado costosos si no sabes precisamente dónde valdrá la pena el desembolso.

Ya antes de comenzar cualquier arreglo en tu casa comprueba cuánto dinero tienes para revestimientos y porcelanatos y qué deseas hacer precisamente. La carencia de claridad en esos 2 aspectos es la primordial razón para dejar inacabada o bien aun jamás iniciar una rehabilitación.

Arreglar un inmueble puede ser tan alcanzable o bien costoso como nos lo propongamos; si por adelantado sabes que tu presupuesto es limitado, lo mejor es priorizar ya antes de lanzarte a la aventura.

Recuerda que en una rehabilitación podemos incluir el mantenimiento, la estética, el acondicionamiento de espacios particulares (por servirnos de un ejemplo, para la llegada de un bebé), o bien aun acrecentar los metros cuadrados de tu propiedad.
Ten en consideración que existen 2 grandes géneros de reparaciones:

Las menores: que tienen qué ver con mudar muebles o bien jardinería, y en las que se recomienda gastar un máximo del diez por ciento del valor de la casa.
Las estructurales: implican edificar, ampliar, hacer acabados. Los especialistas aconsejan que no se gaste más del treinta por ciento del valor de la propiedad en este género de cambios.
Si vas a efectuar acciones de mejoramiento en tu propiedad y no deseas quedar en la ruina considera estos aspectos ya antes de iniciar:

1. Examina y prioriza lo más esencial
Si eres el dueño de la residencia desde múltiples años, probablemente conoces con perfección los puntos fuertes y enclenques de tu casa; desde el cuarto de estar que adoras, hasta las cañerías que solo traen inconvenientes.

Entonces, si harás una rehabilitación, comienza por los rincones urgentes, aquellos que requieren singular atención y que te quitarán cefaleas.
Si bien hay muchos espacios que puedes reparar mismo, considera si precisarás mano de obra singular para aquellos arreglos que superan tus capacidades; es conveniente contratar servicio profesional para eludir más gastos por tener qué hacer las cosas 2 o bien 3 veces.6 formas de remodelar tu casa con poco presupuesto

Ya antes de contratar a cualquier persona, equipara múltiples presupuestos. Recuerda que abonar servicios de calidad tal vez te parezca un gasto alto en ese instante, mas te puede ahorrar mucho dinero en el futuro.

dos. Busca materiales de calidad y económicos
Hay muchos materiales que facilitan remodelaciones económicas, fáciles, y que pueden hacer grandes cambios; la clave es cotejar por lo menos 3 productos y/o tiendas de cada insumo que precises adquirir.

tres. Las mejoras a la cocina siempre y en todo momento son buena inversión
Así como el baño, son los 2 espacios que mayor desgaste tienen en una casa. Cualquier inversión en estos espacios, va a ser una buena forma de incorporar valor a tu patrimonio. En la cocina, considera repasar recubrimientos vinílicos, materiales de PVC, pinturas antihumedad.
La pintura para una casa es otras de las remodelaciones ideales para darle un nuevo aire, puesto que mejora cualquier estancia y la hace más agradable. Si el presupuesto para pintar la cocina – o bien cualquier otro espacio de la casa- es altísimo, puedes ponerte conforme con otros vecinos que deseen pintar sus espacios asimismo y lograr un mejor costo por mayoreo.

cuatro. Cambios fáciles para el baño
Si los sanitarios no precisan ser cambiados en su totalidad, una gran idea puede ser renovar detalles como los grifos del lavatorio y la regadera. Los pequeños cambios asisten a dar una apariencia considerablemente más moderna.

cinco. Renovación de ventanas
Las ventanas pueden quedar como nuevas, sencillamente con limar y pintar los marcos. Unas cortinas que den una nueva iluminación asimismo hacen gran diferencia.

seis. Nueva distribución
Una reforma instantánea, gratis y solo requiere un tanto de esmero físico es mudar, algunas veces, el acomodo de los muebles. No solo en la sala o bien el recibidor, sino más bien en las recámaras y todos y cada uno de los espacios de la casa donde resulte posible procurar un acomodo diferente de los muebles.

Convierte tu residencia y agrega plusvalía a tu inmueble sin gastar grandes mucho dinero. Si optarás por la ayuda de un profesional para ciertas reparaciones, ten claro tu presupuesto ya antes de abonar por los arreglos “menos urgentes” de la casa.

Asimismo puedes ahorrar mucho en casa con otras acciones para aprovechar recursos como luz natural y compartir gastos rutinarios. En el weblog de Comparaguru.com te asistimos a usar mejor tu dinero ¡siempre y en toda circunstancia!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *